Blogia
Todo en la vida es cine

Casablanca

Casablanca

La magia existe. Existe cuando ves a Rick Blaine e Ilsa Laszlo y quieres ser como ellos. Existe cuando has visto cincuenta veces la película y todavía esperas que Bogart no deje irse sin él a la bellísima Ingrid Bergman. Existe cuando escuchas a Bergman tararear "As times goes by" para que Sam recuerde la canción. Existe cuando todo el bar se levanta para cantar "La Marsellesa", y te ponen los pelos de punta cantando un himno que no es el tuyo. Existe cuando Bogart le dice a Paul Henreid "Ask your wife" cuando le niega los salvoconductos. Existe cuando Bogart se despide de Bergman en el aeropuerto "We’ll always have Paris". Existe en esa maravillosa frase final, resumen de todo lo que puede ser un ser humano. Existe cada vez que Bogart le dice a Bergman "Here’s looking at you, kid" mientra le acaricia la barbilla.

Y sobre todo existe y te marca y te señala cada vez que un cínico como Rick Blaine deja escapar a la mujer de su vida tan sólo por hacerla feliz. Y entonces te preguntas si tú serías capaz de hacerlo, serías capaz de sobrevivir sin ella. Y la respuesta es evidente... NO.

"Here’s looking at you, kid"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Patri -

Esta película es tremenda, por muchas veces que la vea nunca me canso, cada segundo transpira olor a clásico y cada frase se te queda grabada por siempre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

caosymascaos -

te has cargado los comentarios

sixto -

Juraría que dejé un comentario ayer, pero parece que los gremlins se lo comieron, vamos mas o menos venía a decir, que ole primero por verlo en versión original con la voz nasal del señor Humphrey, segundo que es la prueba de amor más clara, renunciar a lo que amas para que sea feliz, aunque habrá quien diga que no has luchado lo suficiente y no has buscado otras soluciones para no perderla.Aunque es una pena que sean los finales tristes los que más se nos quedan grabados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres